martes, 12 de noviembre de 2013

Ojalá, sonreír las 24 horas del día, los 365 días del año como cuando estoy contigo.
Si vuelves al inicio te das cuenta de que todo se reduce a una mera casualidad, y empiezas a buscar miles de "y sí..." pensando que si no hubieras estado en alguno de esos lugares en el momento justo no estaríamos aquí. No estaría sonriendole a la pantalla del ordenador ni tu estarías esperando a darme las buenas noches.
Casualidad, la más bonita casualidad.

1 comentario:

  1. que preciosa foto, y gracias por tu comentario, de verdad :)

    ResponderEliminar